Este trastorno se caracteriza por un estilo de comunicación e interacción social idiosincrásico, déficits en la organización viso espacial, en la coordinación motriz, resolución de problemas no verbales y percepción táctil.

 Por otra parte son personas que muestran una gran capacidad verbal y de memoria auditiva. Este trastorno dificulta a la persona la adaptación a situaciones nuevas y complejas que causan dificultades sociales llevando a la persona a un aislamiento social.

Este trastorno muestra los mismos patrones cognitivos que las personas con Síndrome de Asperger. Pero se diferencia en los patrones conductuales, no mostrando comportamientos restringidos y estereotipados.