En estudios realizados en la Universidad de California se descubrió la relación entre los trastornos del espectro autista y un tipo de células nerviosas llamadas neuronas espejo.

Estas neuronas son las que permiten la comprensión y asimilación de las emociones y reacciones de los demás.

Se ha encontrado que en personas neurotípicas estas neuronas se activan tanto cuando la persona realiza una acción como cuando observa que alguien realiza la misma acción. En este experimento se analizaron las ondas Mu de la corteza motriz cerebral, donde se encuentran las neuronas espejo y es donde tienen relación con las reacciones cerebrales ante estímulos externos.

El resultado en personas con autismo muestra que estas neuronas sólo se activan cuando la persona realiza la acción y no cuando lo observa, por tanto este estudio muestra que las personas con autismo en muchas ocasiones no comprenden las situaciones que pasan en su entorno , no interpretan la conducta de los demás, por lo tanto no asocian las emociones de los demás con sus propias.

Programa REDES: