Esta teoría cree que las personas con síndrome de Asperger tienen dificultades en la conectividad de las áreas cerebrales.

Esta teoría explicaría:

- La dificultad que tienen las personas con síndrome de Asperger para actuar en situaciones novedosas, ya que el déficit en autismo se pone en evidencia en tareas que requieren un proceso de integración a un alto nivel, independientemente del tipo de tarea. Les es difícil ordenar información, recuerdos, para volverlos a utilizar.

- Explica déficits sociales, pues requiere una gran demanda de integración de la información (impacto de la cara, prosodia, lenguaje) con el fin de conocer las intenciones del interlocutor, es decir, la teoría de la mente.

- Explica las dificultades en tareas cognitivas novedosas para las que la coordinación interregional es crítica.

 Hay diferentes estudios que ponen en evidencia la teoría de la falta de conectividad entre áreas del cerebro, estos estudios se realizan mediante la fMRI y observan las áreas de Broca y Wernike mientras personas con autismo y personas sin autismo realizan una labor lingüística.

Se ha encontrado que las personas con autismo tienen un mayor desarrollo en el área de Wernike, es decir en el área del lenguaje. Los resultados muestran una hiperlexicalitat, un mayor procesamiento de las palabras aisladamente que de las frases, hiperlexia y mala comprensión de las frases complejas.

Por lo tanto las personas con autismo tendrían problemas en el área de Broca que es la encargada del procesamiento, la semántica y sintáctica y la memoria.

Otro experimento que evidencia esta teoría es el realizado por Koshino, H et al. (2005), en el que se pide al individuo una tarea de memoria de trabajo, es decir, retener una información y operar con ella en un periodo breve de tiempo y se analiza la actividad cerebral mediante la fMRI.

El resultado obtenido fue:

- Las personas con autismo trabajaban mejor con la memoria visual y el grupo control que no presentaba autismo trabajaba mejor con la verbal.

- Los procesamientos básicos los entendían mejor las personas con autismo que el grupo control.

- En el estudio del recuerdo se encontró que las personas con autismo almacenaban la información en imágenes. Un ejemplo sería el de ingeniera Temple Grandin donde en su libro “Pensar con imágenes” explica su vida con el autismo y explica como para comprender la información debe traducir en imágenes.