En la infancia las personas con síndrome de Asperger suelen pasar bastante desapercibidas, durante los primeros años de vida estos niños tienen cierta dificultad motriz y de coordinación, en cambio muestran una adquisición del lenguaje acelerada realizando precozmente construcciones gramaticales sofisticadas y utilizando un vocabulario extenso.

En el área social ya se ven dificultades a la hora de interactuar con los iguales, muestran falta de interés por el juego y falta de imitación social.

Su juego es en solitario, repetitivo y su interés se basa en el ambiente y no en los demás.

Sus comportamientos extraños se ven con benevolencia por parte de los adultos y los iguales.

El hecho de no comprender las normas sociales, ni los estados emocionales de las personas, su gran sinceridad, el comportamiento rígido y los temas de interés obsesivos todavía no han alcanzado un nivel preocupante y muchos de los comportamientos quedan enmascarados por la variabilidad de desarrollo de los niños.

Competencias a destacar en la infancia:

- Adquisición acelerada de habilidades lingüísticas.

- Gran repertorio de vocabulario.

- Fonética adecuada.

- Buena capacidad memorística.

- Interés por la lectura.

- Habilidad en la adquisición de conceptos básicos.