Estos trastorno se caracteriza por un cuadro sintomático que incluye alucinaciones, delirios, lenguaje desorganizado y pobreza de contenido, incapacidad de iniciar y mantener actividades con objetivos definidos, conductas catatónicas y desorganizadas y un afecto aplanado.

A lo largo de la historia ha habido diversas opiniones sobre la relación entre el síndrome de Asperger y la esquizofrenia, inicialmente un estudio de Tantam (1988) sugiere la existencia de un continuo entre ambos trastornos, sin embargo creía que era más probable que las personas con síndrome de Asperger desarrollaran una esquizofrenia. Esta visión ha hecho confundir en muchas ocasiones los dos trastornos y actualmente muchas personas con síndrome de Asperger están mal diagnosticadas debido a la similitud de ambos trastornos.

Esquizofrenia

Para poder hacer una diferenciación debemos saber si las alucinaciones y delirios son reales o son conscientes, tenemos que ver si el problema social es innato o debido a la experiencia psicótica y tenemos que saber si han aparecido episodios de normalidad.